Hay gente a la que nos cuesta conciliar el sueño. Aquí os dejamos 5 trucos (o consejos) muy simples para quedarse dormido antes.

Dormir es muy importante, y dormirse pronto puede ser clave en alcanzar las horas de sueño que necesitamos.

  1. Haz ejercicio. Estar cansado es importantísimo para poder descansar. No obstante deberás mover tu horario de ejercicios lo más pronto posible. No es recomendable hacer deporte justo antes de acostarte, ya que puede producir el efecto contrario.
  2. Reduce los niveles de luz cuando se acerque la hora de dormir. Reduce el brillo de las pantallas que uses, e intenta tener el mínimo de luces encendidas. Sobretodo en tu habitación. Trata también de apagar todas las pequeñas luces que puedan molestarte durante la noche (luz de notificaciones del móvil, luz indicadora de una pantalla, indicadores de un portátil …). Un truco puede ser pegar una pequeña pegatina sobre la luz para que no nos moleste.
  3. Controla la siesta. La siesta es muy buena para nuestro organismo, pero hay que saber hacerla. Un máximo de 30 minutos sería lo ideal. Y nunca más tarde de las 16:00h.
  4. Reduce los excitantes como el café o el . Es de cajón, pero si tienes problemas para caer dormido, quizá deberías revisar la cafeína que ingieres. Trata de reducirla y comprueba cuánto te afecta.
  5. Trata de ser regular con los horarios. Crear un hábito en cuanto a las horas a las que irnos a dormir y levantarnos es esencial para poder regular nuestro organismo. Poco a poco tu cuerpo se irá adaptando e incluso los despertares serán más dulces.

 

Si lo anterior no te funciona quizá debas probar con alguna técnica de relajación. Si bien no hará que te duermas antes puede conseguir que entres en un modo de relax que puede ser incluso más reparador que el mismo sueño.

¿Algo que añadir?